1

19 de noviembre de 1936
Folio 125.

Desconocida nº 21. Localizada en el Pozo del Puente de La Castellana. Identificada el 12 de febrero de 1937 como la maestra Mercedes Romero Abella, viuda de Francisco Mazariegos que deja dos hijos. Natural de Cee de 29 años, residía en la Plaza de Santo Domingo en A Coruña.
No hay correspondencia encontrada con expedientes en Causas Criminales de la Audiencia.

Mercedes Romero Abella nació en Cee (A Coruña) el 27 de junio de 1907. En su juventud vivió en Corcubión, donde su padre Manuel Romero Castro trabajaba como fotógrafo.
Desapareció en noviembre de 1936 con 28 años de edad, dejando dos hijos, Enrique y María Luisa.
Vestía habitualmente con traje negro con botones grandes.
Es posible que tuviese dentadura postiza .
Profesión Maestra Nacional de Monelo – A Coruña

Mercedes comenzó los estudios de magisterio en A Coruña en el año 1922 y finalizó en 1926. En 1931 se casó con Francisco Mazariegos, trabajador y sindicalista de la UGT en el Banco Pastor. La pareja tuvo dos hijos, Marisa en 1932 y Enrique, en 1933. Mercedes Romero fue maestra en una escuela en Monelos – A Coruña. No hay constancia de que tuviera alguna actividad política o sindical durante la II República.
Su esposo, Francisco Mazariegos, empleado de banca y directivo de la UGT, participó en la resistencia al golpe militar en el gobierno civil de la ciudad de A Coruña y fue por ello detenido, condenado a muerte y ejecutado el 31 de agosto de 1936, con 32 años.
Cuando Mercedes intentaba hacer gestiones para embarcar hacia América, después del asesinato de su esposo, fue detenida cerca del domicilio de su suegra en la plaza de Santo Domingo. Buena parte de las obras que abordan el caso de Mercedes Romero insisten en este hecho.

Citamos dos casos, el de Carlos Fernández:
Mercedes Romero Abella.- Maestra, esposa de Francisco Mazariegos, secretario de la UGT fusilado el 31 de agosto. Tras la muerte de su marido, solicitó el pasaporte. Le fue concedido y la víspera de salir de España es detenida por las brigadas de represión. La violan, le cortan los pechos y aparece muerta en una cuneta cerca de la carretera de Ferrol 22 .

Luis Lamela se pronuncia de la siguiente manera:
Mercedes Romero, cuando estaba próxima a huir al extranjero y exiliarse después de haber sido fusilado su marido, sería detenida por los falangistas y agentes del orden –se dice que procedentes de la zona de Corcubión- apareciendo el cadáver en una cuneta de los alrededores de A Coruña.
Parece que a su denuncia vino motivada por una confusión, como asegura Lamela:
Un sindicalista ugeteista de Ponte do Porto (Camariñas) de 23 años sería detenido por una pareja de la Guardia Civil de Corcubión cuando se encontraba escondido en su domicilio, pocos días después de los acontecimientos de la sublevación militar. Ante las presiones del interrogatorio a que fue sometido confesaría a los guardias, entre otras muchas cosas, que el coruñés Eugenio Carré acompañado del dirigente del mismo sindicato –UGT Banca- Francisco Mazariegos, una maestra de Arteixo –suponemos que la esposa de Mazariegos, la corcubionesa Mercedes Romero Abella, que lo era de la escuela de Monelos y que al igual que Eugenio también sería “paseada”- y Leandro Carré, habían visitado el dia 29 de junio de 1936 la Casa del Pueblo del sindicato socialista de aquella localidad, entregando uno de los jóvenes Carré, que no identifica el interrogado, cuatro revólveres de los llamados ‘tanque’, de metal blanco y cachas negras al presidente del comité de Ponte do Porto, Rogelio Mazaeda.

Según “nomes e voces”: Apareció muerta a consecuencia de disparos, el mismo día que Manuel Lafuente, el 19 de noviembre de 1936, en el pozo del puente de la Castellana. Se ignoraba cuanto tiempo levaba muerta e iba vestida con bata de casa. Posteriormente fue identificada, en febrero de 1937, como Mercedes Romero Abella, hija de Manuel y Dolores, natural de Cee y vecina de la plaza de Santo Domingo, en la Coruña:
En aquella zona también se escuchó como a la maestra de la escuela del barrio de Monelos de A Coruña, la corcubionesa Mercedes Romero Abella, a la sazón con 30 años de edad, viuda del sindicalista de la UGT y empleado del Banco Pastor Francisco Mazariegos y con dos hijos de corta edad a su cargo, fue violada por varios fascistas que la llevaban detenida… Fue inscrita en los libros de defunciones del Registro Civil de Aranga…primero como desconocida y posteriormente identificada por una nota al margen… El óbito de Mercedes se había producido bastante tiempo antes que la inscripción en los libros oficiales…

Los investigadores Santiago carcas y Ángela Piñeiro aportan los siguientes datos:
Mercedes Romero fue maestra en una escuela en Lugo (sin determinar), y que por problemas de salubridad como fueron la poca higiene del lugar donde daba clases, ya que existían plagas de piojos y otros parásitos, Mercedes llegó a contaminarse de una enfermedad grave infecto-contagiosa, además de no poder encontrar un lugar donde vivir en dicha aldea ella y su familia, lo que la llevo a pedir el traslado a otra escuela, dándole plaza en la escuela de Monelos – A Coruña.
En los dos meses que duró la baja por enfermedad, no percibió salario alguno, por lo que realizó una reclamación en regla, enviando una carta manuscrita de su puño en letra por dicha queja y sugerencia.

Los hechos transcurrieron de la siguiente forma:

Se envía nota el día 12 de diciembre de 1933 al Exmo. Sr. D. Domingo Bernés – Ministerio de Instrucción Pública
Mi querido amigo: me permito adjuntarle nota con Doña Mercedes Romero Abella, Maestra Nacional, el objeto de qué, con su devolución tenga la bondad de informarme que puedo contestar a quien me lo interesa. Sinceramente agradecido a su atención queda su siempre buen amigo que lo abraza. – Marcelino Domingo. s. c. Príncipe de Vergara 9.

Con fecha de día 14 de diciembre de 1933, se le envía a Mercedes una contestación de Meangos – Abegondo – La Coruña:
Muy señora mía; inmediatamente recibida su muy grata sin fecha, interese los deseos que en ella me expresaba el Ministerio de Instrucción Pública, y con ésta fecha recibo carta de que le adjunto en la que me participa toma nota de sus deseos y, crea usted celebraría vivamente que pudiera ser complacida. En espera de noticias para trasmitírselas queda a su disposición su affop. – s. s. – Q.B.S.P. – Marcelino Domingo. – s. c. Príncipe de Vergara 9.

La carta enviada por Mercedes dice así:
Maestra: Mercedes Romero Abella – Asunto: Escuela de Meangos-Abegondo (La Coruña)

Esta maestra, estando rigiendo la escuela de La Iglesia-Pastoriza (Lugo), solicitó nueva escuela en el próximo pasado concurso debido a que la que tenía en propiedad carecía de la condiciones más indispensables, faltándole casa-habitación y no existiendo en todo el Ayuntamiento de Pastoriza local para alquilar con objeto de vivir ella y su familia.
Posteriormente, y mientras se tramitaba el concurso de traslado, se vió prensada a solicitar la excedencia (le fue concedida por disposición publicada en la Gaceta del 02-01-1933), pues debido a las detestables condiciones en que vivía adquirió una enfermedad bastante grave, que la obligó a ello, no habiendo pedido la clausura de la escuela, a lo que tenía derecho, por no perjudicar la enseñanza. Resuelto el concurso de referencia, le fue adjudicada la escuela de Meangos-Abegondo (La Coruña) habiéndole sido entregado el nombramiento en virtud del cual, y teniendo presentes las condiciones de la convocatoria que decían que la no aceptación o renuncia de la escuela adjudicada supondría la pérdida de la carrera, tomó posesión de su cargo con fecha 2 de septiembre de 1933, enviando a la sección administrativa de 1ª Enseñanza de La Coruña la documentación del caso, en 14 del mismo mes, sin que le fuese comunicado nada que a ello se opusiese.
El primer mes citado (el de septiembre), a consecuencia de la fecha de entrega de documentación, no entró en nómina, si bien el habilitado le adelantó el sueldo que correspondía, para atender a sus necesidades y, cuando al finalizar el mes siguiente se presentó a cobrar, le comunicó la habilitación que tampoco constaba en nómina (cosa que no comprendía), si bien, por condescendencia le facilitó sus haberes, rogándole pasase por la Sección Administrativa para aclarar lo que hubiese.
Habiéndolo hecho, se encontró con la desagradable sorpresa de que no se le reconocían derechos a ocupar la escuela desempeñada, en tanto que no resolviese la superioridad, basándose en que al ser nombrada estaba excedente, sin tener en cuenta que según la convocatoria citada era indispensable el desempeño de la escuela para que fuese nombrada, y buena prueba de ello era de que se le envió el nombramiento, dándole facha para posesionarse del cargo, como así hizo obedeciendo en un todo lo dispuesto. Además, se la declaró cesante provisionalmente, hasta que se resolviese su situación, sin ordenar le fuesen satisfechas las dos mensualidades en que prestó servicios, y que tuvo que reingresar a petición del habilitado. Estando pendiente de resolución este caso, debido a instancia presentada e informada favorablemente por la Sección Administrativa de La Coruña, se desea lo siguiente: 1º Que se confirme la propiedad de dicha escuela y los derechos a cobrar las dos mensualidades que se le devengan, por ser ello de justicia. 2º Que en caso de no confirmársele dicha propiedad se ordene le sean satisfechas las dos mensualidades en que prestó servicios, reconociéndole estos a los efectos oportunos.-