Santa Mariña de Lagostelle Julio 2019


Comenzaron las exhumaciones en Santa Mariña de Lagostelle. En las próximas semanas, el equipo de voluntarios llegados de toda España excavarán en el terreno para extraer del olvido los restos de 8 represaliados más.

Al igual que en la campaña de 2018 en San Lorenzo de Vilarraso, el éxito de esta intervención se producirá gracias a la colaboración desinteresada de multitud de personas que, bien mediante aportaciones voluntarias, o bien mediante el sacrificio de su tiempo libre para colaborar directamente en el trabajo de campo, están dando una lección de generosidad con el único objetivo de devolver a las familias lo que durante décadas se les ha negado y se les sigue negando. Una vez más podemos afirmar que la Memoria Histórica no es prioridad para ningún partido político en el gobierno, es un párrafo más en un programa electoral, como el derecho a la vivienda, la sanidad universal o la igualdad de género.

Decía el cómico Ignatius Farray y no le falta razón, que la democracia garantiza que no seamos gobernados mejor de lo que nos merecemos. Y ciertamente es así, a los gobiernos no les interesa una ciudadanía que piense y reflexione, les va mejor cuanto más “aborregados” estemos. Lo importante es malgastar miles de millones en intentar organizar unos juegos olímpicos, un campeonato de fórmula uno o cualquier tipo de liga o campeonato en que el que unos niños pijos corran detrás de una pelota. Gracias a esto, millones de cerebros adormilados “apamparán” delante de los televisores, o lo que es peor, se gastarán una parte importante del dinero que tanto les cuesta ganar en desconectar durante un par de horas viendo correr a unos señoritos multimillonarios, más preocupados por su flequillo que por los problemas reales del mundo.

Y esto ocurre en un momento fundamental de la historia, ya que casi no quedan descendientes directos de las víctimas del genocidio ocurrido en España a partir del año 1936 y a partir de “ya” el tiempo corre en su contra. El miedo a las represalias y la vergüenza mantuvieron en silencio durante muchos años a las familias de los represaliados y pocos se han atrevido a dar el paso para reclamar lo que les corresponde. Ahora estamos sufriendo una involución con el auge de la extrema derecha y ya se están empezando a notar en aquellos lugares en los que han arañado una pizca de poder. Lo único que nos puede salvar son muchos pequeños pasos, dados por pequeñas muchedumbres en todos los rincones del país.

En Santa Mariña de Lagostelle está trabajando una de esas pequeñas muchedumbres, posteriormente irán a San Vicente de Fervenzas, el año pasado estuvieron en San Lorenzo de Vilarraso. Pequeñas parroquias desconocidas para la mayoría en las que se está dando ejemplo de humanidad. Probablemente el esfuerzo de estos voluntarios sea olvidado rápidamente por la mayoría, pero la semilla allí plantada terminará germinando en las conciencias de los allegados para, poco a poco, ir extendiéndose y convertirse en un ruido insoportable para los que no lo quieren oír.

Galería fotográfica

Santa Mariña de Lagostelle - Julio 2019